Valeria, España

Valeria, España

- Mi nombre es Valeria, tengo 36 años. Nací en una familia militar, mi padre fue trasladado a menudo, por lo que vivimos en Sakhalin, Crimea y Ucrania. Vine a España para visitar a mi marido. Tenemos dos hijos. Vivo aquí desde hace 6 años. Soy economista de profesión, o más bien auditor contable. También hice cursos de peluquería. Cuando llegué aquí, trabajaba como peluquera en casa, limpieza, como camarera, como administrativa en varias empresas, etc. Ahora en casa me dedico a criar a mis hijos. Me gusta tejer y dibujar, pero, como dicen en la película “Cenicienta”: "No soy maga, solo estoy aprendiendo" Me gusta la creatividad, escribo poesía.

¿Por qué ayudaste a la gente? Creo que es una pregunta extraña, ¿para qué ayudar en general? ¿Has escuchado alguna vez la expresión: ama a tu prójimo como a ti mismo? La Biblia nos enseña esto, nos lo cuentan en los sermones (tenemos una iglesia ortodoxa en Murcia). Me gusta ayudar a la gente. En nuestro mundo, la gente se ha vuelto loca y se ha olvidado de que puedes ayudar así, de forma gratuita. En todo el mundo, en la naturaleza, el lobo no traiciona al lobo, entonces, ¿por qué los humanos deberíamos comportarnos de manera diferente? En segundo lugar, con el confinamiento, la gente se quedó sin trabajo, alguien recién llegado, apenas habla español, pide ayuda, ¿por qué no ayudar? Probablemente, me criaron de esa manera. ¡Y sabes lo difícil que es para una persona pedir ayuda, superarse a sí misma, porque vivimos en un mundo de prejuicios y dependemos de la opinión ajena! Entonces, es necesario ayudar a las personas y el mundo se volverá más amable.

El momento más conmovedor es el de las personas bondadosas que respondieron y también quisieron ayudar en estos momentos difíciles para todos. No le teníamos miedo al virus, todos respondieron al unísono y, por supuesto, las familias que recibieron apoyo. A veces la ayuda psicológica también es importante, una palabra amable, esto también es importante.

- ¿Qué consejo puedes dar?

- ¿Consejos? No soy una mujer sabía para dar consejos. Simplemente ama a tu prójimo, abre tu corazón al mundo, todos somos buenas personas. Muchas gracias a Oksana por su corazón dorado.